jueves, 26 de enero de 2017

Reseña: "Una libra de carne" (#1 A pound of flesh) de Sophie Jackson



Wes Carter, el preso más problemático y sexi de la cárcel, se apunta a un curso de Literatura para que le concedan la libertad condicional. Allí coincide con la profesora Kat Lane, la niña a la que salvó del ataque de unos pandilleros quince años atrás.

Desde el primer momento se desata una irrefrenable atracción entre ellos. Carter siempre mantiene a los demás a distancia; es tan guapo como peligroso, y tan misterioso como inteligente. Sin embargo, Kat derriba sus defensas y lo desafía a que deje salir al hombre que se esconde tras esa intimidatoria fachada.

Saben que el suyo es un amor prohibido, pero ninguna ley podrá impedir que las barreras emocionales se desmoronen.
Pero ¿qué pasará cuando Kat descubra el papel que Carter desempeñó la noche en que su padre fue asesinado?

Una libra de carne es una historia de lealtad, de redención y de un amor arrebatador que supera todos los obstáculos.


#1 Una libra de carne
#2 An ounce of hope
#3 A measure of love






En el mundo hay muchos tipos de personas, como lo que tienen mala suerte, otros que tienen pasados oscuros, y también hay personas que cometen errores, Wes Carter forma parte de ese grupo. Este hombre tuvo que hacerse cargo de su error y ahora debe cumplir una condena por 3 años en la cárcel de Arthur Kill.
Carter tiene un mal carácter y le gustan los problemas, pero también tiene muy buenos atributos (además de ser sexy), es muy inteligente, culto y leal, y sabe muy bien que si sigue manteniendo la cabeza gacha y no causa problemas puede conseguir su libertad condicional. Sin embargo para poder obtenerla debe anotarse a uno de los talleres de la cárcel: Filosofía queda descartada, Carter termina pegándole un puñetazo al profesor, así que ahora no le queda más que apuntarse a la aburrida clase de Literatura Inglesa.

Kat lleva queriendo ser maestra desde hace mucho tiempo, le prometió a su padre que lo sería y así le devolvería a la sociedad buenas cosas. El sueño de la señorita Lane se cumple: consigue una vacante como maestra en el taller de Literatura Inglesa en la cárcel Arthur Kill, finalmente ella está cumpliendo la deuda con su padre y se siente feliz a pesar de que a su madre no le guste su nuevo trabajo.
Allí en su clase se encuentra con un nuevo alumno, y uno muy problemático: Carter. No sabe qué es lo que él tiene que la hace sacarla de las casillas y saca su fiera de adentro, como si realmente no le tuviera miedo a nada.

Pero es que Carter estaba impresionante cuando se enfurecía. La ira le daba un aspecto casi luminoso, incandescente, y las arrugas que solían surcarle la frente —y que Kat se imaginaba como muescas causadas por el odio que le despertaba su entorno— se disolvían, dejándole el rostro sereno, impecable. En esos momentos era la criatura más impresionante que había visto nunca.

Los dos son como perro y gato, cada vez que se ven quieren tirarse muchos objetos por la cabeza, no se soportan, de todas maneras esta maestra y alumno encontrarán calmar las aguas.
La señorita Kat tiene un corazón de oro y hará todo lo posible para ayudar a Carter a conseguir su libertad, ambos tienen sus deudas y cada uno quiere cumplirlas. Lo que nunca esperó Carter es que su maestra fuera aquella pequeña niña que salvó una noche oscura de unos matones.
El pasado se interpone entre ambos y el presente no hace más que unirlos cada vez más. Kat descubre que Carter es mucho más que un delincuente con antecedentes, mal genio y un mal carácter, ella ve en él un hombre generoso y de buen corazón, con sus miedos e inseguridades.

Lo de ellos es un amor prohibido que no puede suceder, y llegará un momento en el que traspasarán los límites y barreras…



—Tengo muchas, muchas ganas de besarte ahora mismo.
—Cart...
—Sé que no debería y, además, yo no suelo besar nunca a nadie, pero joder, quiero besarte. —Le acarició el labio inferior con el pulgar—. Quiero probar a qué sabe tu labio superior. —Se lamió su propio labio—. Y luego compararlo con el sabor del labio inferior. —Soltó el aire—. Me muero de ganas de saber si tu lengua sabe a melocotones.

Sophie Jackson plantea una muy buena historia, con una trama bien desenvuelta y sin muchos dramas y vueltas. Tendrían que darle más crédito a esta novela, es muy tierna y adictiva.

Me gustan mucho las historias de amores prohibidos y estos clichés típicos de chico malo-chica buena, y el resultado de este libro fue buenísimo.
Tenemos a Wes Carter y Kat Lane dos personas muy distintas, con un pasado en común que los une todavía más. Wes es un hombre problemático, es perspicaz y le gusta causar problema, de todas maneras sabe cuándo debe cerrar la boca y agachar la cabeza aunque su orgullo y ego le pesen. Es una persona con muchas inseguridades y miedos, y a la única que ha querido en toda su vida a ha sido a su Melocotones.
Kat es una persona de buen corazón, considerada e inocente. Es callada y demasiado buena, debido a eso su madre y amigos quieren pasarla por arriba, me hubiera gustado verla reventar de rabia, porque su madre sí que era insufrible, pero bueno todas las madres tienen miedo por sus hijos.


La relación de los protagonistas es muy tierna, dulce y sexy. Al principio tienen algunos altercados, pero luego de eso las cosas se van aclarando y van tomando su curso. Se conocieron en la peor de las circunstancias y el destino sólo quiere unirlos, son ellos contra el mundo. Esta pareja a lo largo del libro trabajarán mucho por su relación, se les interpondrán varios obstáculos en el camino, es cuestión de ellos encontrar un punto medio y estabilidad en ese gran amor.

Con un narrador omnisciente, conocemos tanto a Kat como a Carter, siempre me gusta conocer la historia desde ambos puntos de vista y así saber cómo van sobrellevando las cosas. Otro datito: las escenas sexuales están muy bien, nada que sobrepase y se sienta vulgar, la autora supo cuidarlas bien.


En el libro, la escritora no pone solamente su mirada en una historia de amor prohibido, Sophie Jackson toca temas como esas deudas que todas las personas tenemos con alguien o algo, la redención, la familia, y los miedos y dudas que algunos padecemos cuando encontramos el verdadero amor.


En resumen, "Una libra de carne" es una historia preciosa de amor prohibido entre una maestra y alumno, sin embargo la autora no pone mucha énfasis en esa relación. Disfruté muchísimo con Kat y Carter, dos personas la mar de distintas pero que aún así son almas gemelas.







4 frutillitas y media de 5.









Decir que me encantó el personaje de Carter es decir poco, es muy achuchable, tiene un lado lleno de inseguridades que me partía el corazón. Les recomiendo esta historia. 

Por el momento, el único libro en español es este, yo ya me leí el resto de los libros de la serie en inglés y son buenísimos.

¿Leíste esta historia? ¿Te gustaría leerla? Cuéntenme.


8 comentarios:

  1. ¡Hola! A mi también me encantan este tipo de historias, así bien clichés y que sabes como terminarán, pero igual te atrapan hasta el último segundo, jaja. Realmente son las historias que más disfruto leyendo, me entretienen montones. Esta además a pesar de ser el clásico chico malo/chica buena parece ser algo diferente también, me llama mucho la atención y me alegro que te haya gustado tanto.
    Un beso enorme, nos leemos pronto ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que siempre caigo en esto clichés, y me encantan <3

      Besotes

      Eliminar
  2. Hola Ari!!

    Me suena el título pero ahora mismo no sé que editorial lo ha publicado. Me lo apunto, a mi estas historia me gustan :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Lore! La historia la publicó Essencia. Espero que puedas leerla :)

      Besos

      Eliminar
  3. Buenas.
    Pertenecemos a la Iniciativa Seamos Seguidores y ya te seguimos. Es un placer disfrutar de tu blog.
    Un saludo.
    Samu.
    http://vivoentijyp.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, bonita! Hace un tiempo, este libro estaba en auge y lo vi por varios blogs y justo ahora me acabas de recordar cuantas ganas tenía de leerlo. Es la clase de libro que seguro que me engancha y que -como mínimo- me entretiene y me mantiene en vilo así que seguramente le de una oportunidad más pronto que tarde, en cuanto me ponga al día con alguna que otra lectura que tengo pendiente. Las historias de amores prohibidos también son mi debilidad. xD

    ¡Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, espero que puedas darle una oportunidad a esta historia, a mí me encantó.

      ¡Besos!

      Eliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta