martes, 21 de marzo de 2017

Reseña: "23 otoños antes de ti" (#2 Volver a ti) de Alice Kellen


Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas. O al menos eso fue lo que Harriet Gibson pensó tras conseguir casarse allí con Luke Evans, el primer desconocido que se cruzó en su camino. Esos papeles matrimoniales eran todo lo que necesitaba para cobrar la herencia de su padre.

Sin embargo, todo se complica cuando, dos años después, él da con su paradero y llega sin avisar al pequeño pueblo donde ella vive. Luke es testarudo y tiene la firme intención de conseguir el divorcio, pero Harriet no tarda en advertir que también es descarado, sexi y divertido; algo que termina siendo un camino tentador pero lleno de problemas. ¿Qué hacer cuando tu corazón toma la dirección equivocada?

«A veces, un lugar perdido en medio del mapa puede ser el detonante para encontrarse a uno mismo»
 


#1 33 razones para volver a verte (X
#2 23 otoños antes de ti 






La historia comienza con Harriet y en esos primeros vistazos de su vida podemos comprender todo el sufrimiento por el que tuvo que atravesar desde muy pequeña, su madre la abandonó, y a raíz de esto ella tiene que sufrir el maltrato de su padre. Cuando Harriet solo debía disfrutar de su niñez, ella ya se ocupaba de las tareas del hogar, y encima su padre le metía ideas en la cabeza como que sus únicas metas en la vida serían casarse, tener hijos y cuidar de ellos, ideas machistas. Pero la vida de Harriet en Newhapton hubiera sido mucho más difícil si no fuera porque su mejor amiga Angie, y su madre Bárbara no estuvieran ahí para ella.. 

Ya desde niña Harriet ha tenido muy en claro cuál sería su sueño, poner una pastelería en el pueblo, y nadie iba a poder sacarle esa idea de la cabeza, y menos su padre con sus maltratos. Con el paso del tiempo éste fallece y le deja una herencia a su hija, pero para obtenerla debe contraer matrimonio. Destruida, abatida y enojada con su padre, Harriet sigue acarreando con los fantasmas y el dolor del pasado, no puede creer que él siga dictando su futuro.
Sin embargo su mejor amiga Angie y su novio Jamie le regalan un viaja a Los Ángeles para casarse y así cobrar la herencia, en Las Vegas se casan todo el tiempo, ¿qué podría salir mal? Misión: encontrar a un gilipollas para casarse, y en esa aventura aparece Luke Evans, un completo desconocido que parece ser el idiota ideal como para cometer la locura de casarse.



—¿Quieres saber por qué me has llamado la atención? —Harriet asintió con la cabeza contra su pecho—. Porque tienes la mirada transparente. ¿Alguna vez te has tropezado con una mirada tan limpia que casi pudieses verte reflejado en ella?
—¿Se supone que es algo malo?
—Quizás sí. No lo sé. No me suele gustar verme a mí mismo. 

Casi dos años después, devuelta en su hogar, Harriet finalmente está cumpliendo su sueño con su pastelería Pinkcup. Su vida es sencilla, se conforma con ella hasta que aparece su marido Luke para exigirle el divorcio y ponerle el mundo al revés. 
Después de tanto tiempo buscando a su esposa, Luke por fin da con su paradero, y lo único que quiere es obtener el divorcio, largarse de ese maldito pueblo y si te vi no me acuerdo. Su vida está vacía y se siente perdido, pero lo que nunca pensó es que en ese abandonado pueblo se encontraría a sí mismo y a la persona que le cambiaría la vida. 

Leer a Alice Kellen es disfrutar de todos los detalles, es abandonar la realidad y adentrarte al cien por ciento en sus historias; sus palabras son pura luz, dulzura y emoción. “23 otoños antes de ti” es dulce, tierna y emocionante, es como degustar un caramelo hasta que se derrita y te termina dejando un gusto delicioso, eso es el resultado final de esta hermosa historia. 


La trama es sencillamente bellísima, la autora la cuidó con un enorme cariño, con detalles deleitantes como los dulces que Harriet cocina, o como el frío y las hojas que nos pintan un retrato de Newhapton, Alice Kellen se fija en todos los detalles. 

En la historia tenemos a la dulce de Harriet como heroína, y es imposible no amarla con todo el corazón. Es una chica que sufrió un montón, con esos ideales machistas que le metió su padre en la cabeza desde pequeña y que actualmente todavía la siguen afectando porque no logra desprenderse de esas ideas. A pesar de estar arraigada al pasado por todo el dolor que sufrió, es una persona maravillosa, llena de luz, amor y sensibilidad, es una persona muy especial. 
Luego tenemos a Luke, que llega al pueblo con esa actitud tan arrolladora, hecho un imbécil con malas pulgas que solo quiere rajarse de allí y volver lo antes posible a su aburrida vida en San Francisco, pero la verdad es que la misma cambia totalmente con Harriet, ella le hace descubrir un nuevo mundo, en donde las risas, las lágrimas, los chistes y los besos son los detalles más bonitos de la vida que nos hacen feliz. Luke es intrépido, extrovertido, muy gracioso y toda esa fachada cubre un poco su verdadera personalidad: es un joven que se siente perdido, que no sabe qué camino tomar, se siente estancado en la vida, con sueños frustrados que lo frenan de seguir adelante. La autora simplemente nos demuestra con Luke que no hay que tener un tórrido pasado, con demonios o fantasmas que nos persigan para sentirse infeliz.


Su existencia era como un lienzo totalmente en blanco, sin pasado, sin presente ni futuro. Luke había esperado que, al cumplir los veinticinco, se sentiría satisfecho al mirar atrás y recordad todos los logros que habría ido acumulando a lo largo de su vida. Nada más lejos de la realidad. Se sentía vacío, y alcanzar aquella cifra y el hecho de ver como sus amigos seguían adelante tan solo había acentuado más su desesperación. Así que llevaba un par de meses cometiendo todo tipo de locuras. Cualquier cosa que se le pasase por la cabeza con tal de sentirse un poco vio. Se había tirado en paracaídas, se había emborrachado más de lo debido y había hecho todo lo que le apetecía. ¿El resultado? Seguía notando un extraño e incómodo vacío en su interior. Le faltaba algo, el problema era que no sabía el qué. 

La novela no estaría completa sin los personajes secundarios como Angie, y su novio Jamie, y acá hago un apartado porque otro de los puntos fuertes es la amistad que Harriet y Angie tienen, es una de las amistades más hermosas que leí hasta el momento. Estas dos chicas son como uña y carne, y como dice el refrán: la familia no se elige pero los amigos sí; y claro que vuelven a hacer una pequeña aparición Rachael, Mike y Jason, los mejores amigos de Luke y a los cuales él ama con locura. En fin, todos los personajes parecen de carne y hueso, son personas con problemas, con sueños, ilusiones y miedos, nada más lejos que la realidad.

Con un ritmo lento pero que nunca decae, porque no hay ni una página en la que me haya aburrido, disfruté muchísimo de esta historia, y además no tenemos un insta-love, porque Harriet y Luke se toman su tiempo, su relación se cose a fuego lento. 

—. ¿Cómo es enamorarse? Querer a alguien así.—Es como encontrar en los ojos de otra persona la mejor versión de ti mismo.

Lo único que me queda para agregar es que les recomiendo totalmente esta historia, se van a enamorar desde la primera página hasta la última, y cuando descubras el significado del título te va a invadir una sensación enorme de dulzura porque eso es lo que me pasó.
Me reí, me enamoré, me encariñé, y lloré; cuando terminé de leer la historia me quedé con las emociones a flor de piel porque eso es lo que hace Alice Kellen, te vuelve loca de amor con sus novelas.


En definitiva, "23 otoños antes de ti"  es una historia espectacular, fresca, brillante, dotada de muchos sentimientos, con ese cariño y toque mágico característico de Alice Kellen.









10 comentarios:

  1. Hola!!
    Tengo muchas ganas de leerlo, gracias por la estupenda reseña.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, no te la pierdas a esta historia :)

      Besos

      Eliminar
  2. Me parece muy original el punto del que parte la historia así que si puedo no dudaré en darle una oportunidad. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marya! Qué bueno que te haya dado una buena impresión, las páginas del libro esconden muchos sentimientos.

      Un beso

      Eliminar
  3. Hola! Madre mía qué tendrá este libro que ha gustado bastante más que el primero... Estamos deseando leerlo. El primero estuvo bien pero le faltaba algo y parece que en este la autora ha logrado mejorarlo mucho.
    Un beso
    Marta y Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta todo lo de ALice Kellen, y eso es lo que tiene ella, esa magia y dulzura en transformar historias sencillas y amenas en algo emotivo y dulce.
      Espero que puedan leerlo, se los recomiendo totalmente!

      Besos

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Me ha encantado este libro, y eso que llevaba las expectativas altas de su primera parte, pero Alice Kellen enamora con su estilo y sus tramas. Me alegro de que te haya gustado ;)
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alba. Gracias por pasarte, y si, yo con esta autora siempre voy a ciegas y con las expectativas altas.

      Besos

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    ¡Ay! Me ha encantado tu reseña. Escribes muy bonito tus reseñas *-*. Sobre todo esta parte fue la que me gustó: "es como degustar un caramelo hasta que se derrita y te termina dejando un gusto delicioso, eso es el resultado final de esta hermosa historia".
    Sobre la autora o el libro, yo todavia no he leído la primera parte, pero ya lo tengo en mi ereader y tengo muchas ganas de ya empezar la historia.
    Por otro lado, te encontré por la iniciativa de "seamos seguidores". ¡Ya te sigo! ¿Me sigues? Mi blog es: http://senoritaespecial.blogspot.mx/
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por las lindas palabras Jolie :) Te recomiendo que leas a Alice Kellen porque sus historias son pura dulzura y amor. Gracias por pasarte por el blog, ya me paso por el tuyo.

      ¡Besos!

      Eliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta