martes, 29 de marzo de 2016

Reseña: El infierno de Gabriel (#1 El infierno de Gabriel) de Sylvain Reynard

Estuve de vacaciones en la playa por una semana para relajarme y pude disfrutar del sonido de las olas chocándose entre sí. No podía irme sin llevarme algo para leer, así que, que mejor forma de pasar mis días en la playa con el libro de “El infierno de Gabriel” de Sylvain Reinard. Esta es la segunda vez que la leo y me enamoró aún más esta vez y eso que ya me había enamorado de la historia con la primera leída…






El misterioso y atractivo profesor Gabriel Emerson, reconocido especialista en Dante, es un hombre torturado por su pasado y orgulloso del prestigio que ha conseguido, aunque también es consciente de que es un imán para el pecado y, especialmente, para la lujuria. Cuando la virtuosa Julia Mitchell se matricula en el máster que Gabriel imparte en la Universidad de Toronto, la vida de éste cambia irrevocablemente. La relación que mantiene con su nueva alumna lo obligará a enfrentarse a sus demonios personales y lo conducirá a una fascinante exploración del sexo, el amor y la redención.





Gabriel Emerson, especialista en Dante, es profesor en la Universidad de Toronto. Un profesor atractivo pero con una mirada que intimida y da miedo; es un hombre frívolo, sin repudios y un asno.
Julianne Mitchell se mudó a Toronto para comenzar su doctorado en Dante en la Universidad de Toronto. Ella está sola en la nueva ciudad, sin amigos, sin familia, y en el primer día de clase del seminario, el profesor Emerson ve sentada a su alumna Mitchell y lo primero que le sale de la boca es maltratarla. <<¡Bravo! Que buen comienzo de clases>> piensa Julia.

Emerson es un personaje atrayente, que atrae todos los sentidos. Es un hombre que se hace temer por su persona, que se hace respetar por el temor que desprende, un profesor que pierde los papeles en frente de sus alumnos. Ellos le temen, excepto por alguien que no lo hace, Julia.

“—Tengo un problema de carácter, señorita Mitchell. Me cuesta controlar la ira. Cuando pierdo el control, puedo ser muy destructivo […] Seria… desaconsejable que perdiera los papales cerca de alguien como tú. Sería muy doloroso para ambos”

Bien empezada la historia, ambos comparten la pérdida de una misma persona, ellos conocen a las mismas personas, tienen amigos/familia en común.
Ahora,
¿cómo es que ambos no se conocían, aunque sea de vista?

Es que Julia no se inscribió en la cátedra de Emerson porque sí o por casualidad, ella sabe quién es Gabriel, ella lo conoce; pero él no la recuerda. Han pasado varios años desde su primer encuentro en el huerto de manzanos, esa vez que Gabriel le robó el corazón a Julianne… Ella sigue amando a aquel joven del huerto, pero teme a que este nuevo Gabriel no sea el mismo. Y será cuestión de tiempo que él recuerde a su Beatriz, a Julianne.


La historia se va entrelazando con un Gabriel oscuro y tirano que lo único que hace es despreciar a Julia, y ella soportará sus insultos - por momentos parecía masoquista esta chica-. Gabriel al comportarse como un terrible idiota y mala persona con Julia, decide remediar sus groseras actitudes acercándose a ella de a poco, pero Julia se pone a la defensiva, no queriendo salir lastimada.

“—¿Por qué no me clavas un puñal en el corazón y acabamos antes? — susurró, mirándolo fijamente.— ¿No me has hecho ya bastante daño?
—Julianne, ¿tan perverso soy?
Ella negó con la cabeza, con los hombros hundidos.

—No tengo ningún deseo de hacerte daño. Todo lo contrario”



 La señorita Mitchell y el profesor Emerson se van acercando aún más y su relación va aumentando. Gabriel tentado por la lujuria, decide hacerla a un lado y no ahogarse en ella, no quiere que Julia salga corriendo de su vida, no puede caer en la tentación. Pero hay un problema: esto es un amor prohibido, la universidad no permite que los profesores y alumnos se relacionen.


¿Qué harán? ¿Se arriesgarán a estar juntos o se limitarán a mantener distancia?

En esta historia tenemos muchas referencias a Dante Alighieri y su musa, Beatriz, personajes de la Divina Comedia, escrito por el mismo Dante Alighieri. Hay hermosos pasajes y reflexiones sobre “La Divina Comedia”. Gabriel sería Dante, que se encuentra perdido en la oscuridad, y Julianne sería Beatriz, el gran amor de éste. Julianne es la musa de Gabriel, ella es su Beatriz, ella es la luz en su vida, su ángel que lo salvará de sus pecados y de la oscuridad…

“—Sal de la oscuridad. Camina hacia la luz

—¿Dónde está la luz? —murmuró él”


….sólo si Gabriel quiere ser salvado.

“—Crees que has perdido el alma, Gabriel, pero ¿qué me dices de la redención? ¿Y del perdón?
—No la merezco

—¿Qué pecador los merece?”


 Él se encuentra en la oscuridad y no puede salir de ella, oculta muchos secretos, es una persona atormentada por sus pecados y sus errores del pasado. Sus demonios lo siguen hasta el presente. Julia también tiene sus secretos que la atormentan; poco a poco ambos van confiando en el otro y van sanando sus cicatrices y van liberando sus demonios.


“—Los dos tenemos cicatrices, Julianne. Pero las mías no están a la vista.
—Ojalá no las tuviera —susurró ella—. Ojalá mi piel fuera perfecta.

—Julianne, si quieres esperar a que la cicatriz desaparezca, esperarás en vano. Las cicatrices no desaparecen nunca. […] Las heridas cicatrizan y dejamos de pensar en ellas, pero su huella es permanente. Ni siquiera las cicatrices de cristo desaparecieron”



Tengo que gritar esto a los cuatro vientos: AMO con todo mi corazón a Gabriel. A pesar de todos sus defectos, es una persona cariñosa, es inteligente, agradable, un caballero y se preocupa por los demás.







 Y Julia, aunque parezca esta chica frígida y tímida, es alguien quien pasó por muchas cosas. Su personaje no dice mucho, pero aún así tiene ciertas actitudes que me daban ganas de darle golpecitos en la espalda para apoyarla. O también tenía esta cosa de rezarle a distintos dioses para que le salieran bien las cosas, lo cual me hacía reír de ella.


Es una hermosa historia, con unos personajes fascinantes que van agregando trama a la historia de Julia y Gabriel. Todos ellos van agregando su granito de arena a la historia.

El libro toca temas tabúes como el amor prohibido entre un estudiante y un profesor, la diferencia de edad, si el amor, el sexo y la lujuria van de la misma mano... Sylvain Reinard con su inteligente escritura toca estos temas de una maravillosa manera y también lo hace con el arte y el escritura, llevándonos a disfrutar de cada palabra.

“Si Gabriel fuera capaz de amar a alguien, su amor seria ardiente como el sol. Aunque, obviamente, prefiere el sexo al amor. O tal vez los confunde. ¿Qué es peor, pensar que el sexo es amor o pensar que son cosas distintas y elegir el sexo?”

Me gustaría seguir contándoles mucho más pero no les quiero dar spoilers. Les puedo asegurar que les va a gustar muchísimo y que no se arrepentirán de leerla. Me encantó poder leer de nuevo esta historia, me trajo hermosos sentimientos.


“El infierno de Gabriel” nos deja mucho para pensar sobre el amor, los pecados, la redención, y el perdón. Las páginas se pasan volando y disfrutas muchísimo de esta historia de amor. Es una historia muy dulce, te dan ganas de abrazar a Gabriel y suspirar de amor todo el tiempo.


Me encantaría dejarles unas hermosas frases que tiene el libro. Son muy hermosas y hay tantas otras que me gustaría compartirles pero me temo a que no terminaría nunca. Estas son algunas de ellas…


  • “—La ira es uno de los siete pecados capitales —comentó —Curiosamente, poseo los siete. No te molestes en contarlos: orgullo, envida, ira, pereza, avaricia, gula, lujuria.—Lo dudo.—No espero que lo entiendas. Tú solo eres un imán para los percances, señorita Mitchell, pero yo soy un imán para los pecados”
  • “—Aristóteles dijo que la amistad solo es posible entre dos personas virtuosas. Así que la amistad entre nosotros es imposible.—Nadie es virtuoso del todo.—Tú lo eres —afirmó Gabriel.”


  • “— […] Eres mi Beatriz. Me perteneces.—Gabriel, no soy tu Beatriz. No soy la Beatriz de nadie. Los delirios tienen que acabar.—Nadie tiene el monopolio de los delirios. Nuestra única esperanza es dedicar el tiempo que necesitamos a descubrir quiénes somos en realidad y decidir luego si es una realidad con la que ambos podamos convivir”


  • “—He perdido mi alma, julianne.—¿Qué quieres decir?—Estás contemplando a una de esas almas que han cometido pecados demasiados graves como para ser perdonados.—No lo entiendo.Gabriel suspiró.—Mi nombre es una enorme ironía. Estoy más cerca de ser un demonio que un ángel  y no puedo esperar redención, porque he hecho cosas imperdonables”


  • “—No te merezco — susurró él.—Tal vez. Tal vez no nos merezcamos el uno al otro. Pero puedo elegir a quien quiero amar. Y te he elegido a ti.—Por favor, deja que te ame.—Como si pudiera plantearme una vida sin ti”





5 de 5 frutillitas




Fue hermoso poder leer este libro, y quería compartirles en una reseña lo excelente que es. 
Ya quiero releer los dos libros restantes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta