martes, 30 de enero de 2018

Reseña: "La magia de ser Sofía" (#1 Sofía) de Elísabet Benvent


Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría. 
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz. 
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia. 
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta. 

Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café... ...o tal vez por el destino. 
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.

#1 La magia de ser Sofía 
#2 La magia de ser nosotros 




Sofía es una joven mujer de 29 años que lleva una vida cómoda y feliz. Es carismática y está llena de luz, así lo pueden confirmar los clientes de El café de Alejandría, la cafetería en donde Sofi se coloca su mandil y sirve deliciosos cafés y tartas. Allí, en aquel pequeño mundo ella se siente como en su casa y es más feliz que una perdiz, y aunque su madre le provoque dolores de cabezas con que ella necesita un trabajo mucho mejor, Sofía hace oídos sordos porque en aquel lugar tiene todo lo que necesita: café, música, amigos y magia, ¿qué más podría necesita? ¿Un novio? No, para nada, ya no busca eso y menos después de su último engaño amoroso. 


Pero no buscar el amor no significaba no desear que un día me tocase. Es solo que… que había relegado una necesidad a la categoría de deseo, donde soñar despierta no me hacía daño y no me empujaba a infravalorarme, a pensar que las demás lo tenían y yo no porque no lo merecía porque no era como debía ser. No buscarlo significaba no correr dando bandazos, vivir el presente con lo que tenia en ese momento, no con la que pudiera experimentar en el futuro. Claro que quería enamorarme pero no iba a buscarlo. Quería que fuera él quien me encontrara. Que la magia viniera por mí.

Así que esa es su vida, aunque bueno, la llegada de sus prontos 30 años la están preocupando, la conocida “crisis de los treinta”, pero para ayudarla y animarla están sus amigos: Oliver, su mejor amigo con pene, un mujeriego insoportable pero muy adorable. Entre ambos hay una amistad inquebrantable, se quieren como hermanos y también se pelean como tales. Después está Abel, su compinche con pene en El Alejandría, aunque bueno, a él le interesan más los penes que otras cosas… y después está Mamen, su madrastra y mejor confidente… sip, Sofi no podría quejarse de sus amigos.
A pesar de todo esto, a ella le falta algo en su vida, unos polvos mágicos, un poco de magia… y sorprendentemente una tarde llega al Alejandría un hombre con el entrecejo fruncido y con el que Sofía experimentará la mayor magia posible. 


Héctor llega a España luego de haber pasado 10 años en Ginebra. Con un cambio de planes bajo el brazo y con su novia Lucía a miles de kilómetros lejos de él, Héctor entra a un café atraído por el aroma del café, y dentro de nada la magia del lugar lo envolverá y conocerá en donde reside la magia en todo su esplendor. 

Y así, con apenas unas pequeñas partículas de polvo de magia, Sofía y Héctor se conocerán y de a poco formarán una bonita amistad, pero claro, las cosas quedarán en ese plano porque sería muy arriesgado sentir otras cosas, como la palpable atracción que sienten cada vez que se ven… 
Entre noches frías de invierno, cafés, viernes de “cuéntame tus mierdas”, cigarros compartidos, ventanas empañadas y música, la magia los van uniendo, pero los dos no quieren dar el siguiente paso, Héctor hace 18 años que está en pareja y Sofía en su pasada relación fue engañada y no quiere pasar por lo mismo… entonces, ¿qué se hace en una situación así?, ¿hacer lo moralmente correcto o lo que te dicta el corazón? 


—Las mentiras no se guardan —le respondí con pena.
—Esto no es mentira. Es verdad.
—Sí. Es verdad.
—No podría soportar que alguien me dijera que esto está mal.
—Y tú qué crees, ¿lo está?
—Demasiado.   

Elísabet Benavent logra conquistarme otra vez con su magia propia, esa que emana con cada una de sus historias, con las que me hace enamorar, sufrir, reír y llorar. En esta ocasión nos presenta una de sus novelas más controversiales (al igual que con Alguien que no soy), y para mí una de las más subjetivas. 

Primero déjenme hablarles de los personajes: Sofía para mí es una de las protagonistas más reales de todas las que creó Beta, es muy real y además es una joven gordita, vamos, que ya estamos todas un poco cansadas con que todas las heroínas sean perfectitas. Y lo que más me gustó de Sofi es que su condición física no le sea un impedimento, no es ninguna masoquista en cuanto a su peso y no se regordea en ese tema, se acepta tal cual como es, con estrías y celulitis, como todas las mujeres tendríamos que hacer, abrazar nuestros “defectos”.
Como decía anteriormente, ella es un personaje de carne y hueso, con sus inseguridades como todos, con ese miedo de que lleguen sus 30 y sentir que su vida es poco cosa, pero claro que para rematar la situación llega su “leñador”, el Héctor taciturno que conoce en "el Alejandría". 


Y el amor para Héctor llegó 18 años tardes… así que imagínense que la historia es para sufrir y bastante, Beta Coqueta nos plantea el tema de la infidelidad y cómo los protagonistas le hacen frente. Lo primero que ambos piensan es mantenerse solamente como amigos, pero luego ese límite de la amistad se va borroneando, entonces hay que levantar muros muchos más altos y con el tiempo los mismos pueden llegar a derrumbarse si sienten tanta presión, tanta ansiedad de besos y mimos… es una historia de amor que te hará suspirar y rechinar los dientes. 


—No me quieras aún —y lo dije poniendo la boca casi sobre la suya.
—Estoy al borde, pero no dejas de empujarme. Terminaré cayendo.
—¿Dónde nos hemos metido?
—De cabeza en el destino.  

Por momentos entendés las decisiones de los personajes, en otras simplemente no lo hacés y te dan ganas de tirar el libro por una ventana… nada nuevo que me haga sentir la autora con sus novelas. Lo más curioso que me sucedió con Héctor es que no me enamoré tanto de él como sí me pasó con los otros coquetos, me faltó esa intensidad y atracción desde un principio, aunque ese es el objetivo de la autora a mi parecer, hacer que te enamores lentamente de él, pero no sé, no he llegado a enamorare tanto. 

En cuanto a la narración, como siempre excelente, con ese enganche y chispas que solo la autora sabe cómo generar. Una de las mejores cosas de esta novela es que tenemos tanto a Sofía como a Héctor relatándonos sus respectivos puntos de la historia, de esa manera podemos saber cómo se van sintiendo ambos y a través de Héctor podemos ir desvelando de a poco el gran enigma que es su pareja, Lucía.
Pero paren, no solamente tenemos una historia de amor, si no dos (o un intento), porque Sofía también nos cuenta sobre Oliver y cómo encuentra a una mujer que lo pondrá todos patas arriba. 


En esta primera parte de la bilogía las escenas eróticas son escasas, y son acordes al tipo de historia, no podríamos pedir mucho tampoco. Además una de las cosas que más amo de la pluma de Elísabet es esa facilidad que tiene para hacernos partir de risa, ¡me encanta! 

El final es muy desequilibrante, confuso, para cabrearse, y mucho… prácticamente te dan ganas de tirar el libro por la ventana, ¿qué carajos? (a la autora le fascina hacernos sufrir). Ahora muero de ganas, y de miedo también, por saber qué sucederá.


En definitiva, "La magia de ser Sofía" es una primera parte que promete mucho, y a la cual es imposible no engancharte. Risas aseguradas, momento para sufrir y descontrolarse, y otros momentos para suspirar de amor (y de rabia), Elísabet Benavent nos conquista una vez más con su propia magia.





5 comentarios:

  1. Hola!!
    Este primer libro me gustó mucho, el segundo me decepcionó bastante.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! A mí también me pareció maravilloso este libro y es que la autora escribe de una manera increíble. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa!
    Pues si bien es cierto que las historias de Elísabet siempre me encantan, siendo ella una de mis escritoras favoritas, diría que igual estos no entran en mi Top 3. Me gustaron mucho en su día, me gusta mucho esa forma que tiene ella de escribir y la historia en sí me gustó por lo bien enlazada y escrita que estaba. Y sí, el final del primer libro te daban ganas de tirarlo por la ventana.
    Espero que disfrutes del segundo y te guste como termina todo
    Besotes
    Patri B. de Written in the Sand 💖💖

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ^^
    Este libro me gustó mucho. Me pareció muy adictivo (como todos los de la autora), pero tengo que reconocer que no es su mejor historia, aun pareciéndome buena.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    ¡Soy Marina, tu seguidora 401!
    Tengo algo con los libros de esta chica y es que no consigo terminarme ninguno. No consiguen engancharme. Este tiene una de las portadas más bonitas que he visto, pero la historia me pareció muy lenta y me aburrió bastante, por lo que no llegué a finalizarlo.
    Me alegro de que a ti te haya gustado!!
    Mil besos desde Historias del atardecer (www.historiasdelatardecer.es)
    ¡Nos leemos!♥

    ResponderEliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta