jueves, 15 de febrero de 2018

El chico "malo" y la chica "buena" - #YoSoyRománticaEmpedernida

¿Cómo pasaron ayer el Día de San Valentín? Yo lo pasé con mis libros, mis amores (al fin y al cabo ayer solamente fue un día miércoles como cualquier otro, ¿no?)

Otro día más de recomendaciones, y hoy hablamos de cierto tipo de historias demasiado trilladas y clichés, ¿de qué hablo?, de las típicas historias del chico "malo" y la chica "buena"



Este cliché es uno de lo más utilizados dentro del género romántico, tenemos al chico malo con traumas, lleno de tatuajes, problemas con las drogas y/o alcohol, violento y otras variedades, y luego tenemos a la chica buena que saca excelentes notas, suele ser una mojigata, es un ángel caída del cielo y bla bla... pero claro, después con el transcurso de la historia notamos que el chico malo no es tan "malo" como suponíamos ya que actúa así por sus traumas y demás, y la chica buena termina por salvarlo y bla bla bla. 

Este tipo de cliché no me molestan siempre y cuando no sean tan trillados, melosos y poco creíbles, depende mucho la forma en que el/la autor/a encare y lleve adelante este tópico.

Sin irme más del tema, la novela que les recomiendo hoy y que justamente tiene a un chico malo (en realidad un hombre)es "Besar un ángel" de Susan Elizabeth Phillips. 



Este fue el primer libro que leí de la autora y quedé totalmente enamorada a un nivel inimaginable, se convirtió en una de mis historias románticas favoritas de todos los tiempos.
La historia tiene como protagonista principal a Daisy, una joven bondadosa y con un padre millonario y cabrón ¿por qué? Porque decide esposarla con un tipo totalmente desconocido, Alex Markov, es eso, o ir a la cárcel. Y no, lo más curioso de la historia es que es una novela contemporánea (fue escrita en 1994), ¿dónde se ha visto que los padres norteamericanos arreglaran los matrimonios de sus hijos?

En fin, este matrimonio, para suerte de Daisy, tiene fecha de caducidad: solo son 6 meses en el que ella tendrá que convivir con aquel hombre reacio, sin corazón y con un temperamento de los mil demonios. Ambos son totalmente opuestos, mientras Daisy está llena de luz, él no es más que oscuridad y miradas frías como cuchillos, y esta jovencita no flaqueará en ningún momento ante su mirada. 

Hay mucho para contar sobre esta maravillosa novela, como les dije anteriormente es uno de mis romances favoritos, te llega al corazón y la manera en la que los dos protagonistas evolucionan es impresionante. 
Ya me dieron ganas de volver a releerla.


¿Les gusta este tipo de clichés? ¿Ya leyeron esta historia?



4 comentarios:

  1. Hola! Yo estoy de acuerdo en lo de los clichés, si la historia está bien llevada, no me molesta. Besar a un ángel lo tengo pendiente, no dejan de recomendarlo y le tengo muchas ganas *-* Un saludo, me quedo por tu blog :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Ari!!
    Pues a mí tampoco me molestan los clichés siempre y cuando los personajes me atraigan y la trama me enganche, si no me aburro soberanamente. El libro debo de decir que lo tengo en casa desde hace mil, pero aún no lo he leído, así que a ver si me animo con él de una vez :D
    Gracias por la recomendación y por haber pasado por mi blog, ya me quedo siguiéndote!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    A mi me gustan los clichés pero no siempre, o por lo menos lo acepto sino lo estiran al estilo After (en el tercer libro ya me quería morir, termine los 4 solo para que no me quedaran en la biblioteca sin leer).
    Mi favorito hasta ahora es Culpa mia <3 me enamoré de esa historia!
    Voy a intentar conseguir Besar un ángel! Espero que me guste tanto como a vos ;)
    Nos leemos, besoss.

    ResponderEliminar
  4. Hola! Estamos de acuerdo en que los clichés si son bien llevados no nos molestan. En concreta Besar a un ángel nos encantó cuando lo leímos las dos. Tiene sus clichés pero finalmente se convirtió en una historia muy especial que nos acabó llegando al corazón.
    Un beso

    ResponderEliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta