jueves, 21 de junio de 2018

Mini reseña: "Ensueños" de Gabriela Lucatelli.







Los poemarios eran una asignatura que tenía pendiente y quizás se estén preguntando porqué. Bueno, durante mi vida escolar me han “obligado” a leer ciertas poesías/poemarios porque si no lo hacía claramente reprobaba la materia, ¿o no? Y esos mismas poesías no eran para nada de mi gusto, no los entendía y no les encontraba nada placentero de leer (no quiero que nadie se ofenda por leer/escribir poesía, yo acá solo estoy haciendo catarsis de cómo las poesías que leía en la escuela nunca me gustaron). Y hoy en día me pregunto, ¿hasta qué punto los docentes/profesores nos influyen en nuestros gustos y nos presionan para leer algo que no nos gusta? ¿Por qué no mejor presentarles a sus estudiantes distintos tipos de poesía y abrirles un mundo de diferentes gustos? 

Sin embargo, años después y yo siendo un poco mayor, sentí que con la poesía tenía algo pendiente, sentía la curiosidad de leer algo que me llamase la atención y así llego “Ensueños” de Gabriela Lucatelli. 

En este pequeño poemario me encontré con el amor y el desamor, con un corazón roto y uno pronto a sanar, con ilusiones y desilusiones y por sobre todo, entre verso y verso me encontré con una chica transparente que estaba aprendiendo a renacer del dolor. Hubo muchos versos en los que me sentí identificada y casi que me asusté, ¿cuán temeroso puede ser vernos reflejados en otros, no? 


Duermo cada noche en el piso
buscando la posición
en la que duelas menos.


 
Entre reflexiones sencillas, directas y melancólicas, Gabriela nos describe lo que se siente cuando a uno le rompen el corazón, ese dolor avasallador del post amor y que parece nunca terminar, ¡muy emocionante! 

Me encantó que la autora haya sido tan sincera para demostrar la melancolía y el dolor que se siente tras una ruptura, pero creo que plasmar sentimientos tan fuertes en palabras escritas no debe ser nada fácil. Creo en que las palabras sanan y curan, son terapeúticas para el corazón.

17 de marzo: 
Aprendí a vivir con su ausencia.
Aprendí a quererlo si su presencia,
a escribirle sin que duela.
Aprendí a hacer de su cicatriz mi bandera,
a mantener el recuerdo de tenerlo y sentirlo
aún sin verlo.
Aprendí a bailar y nadar
a contracorriente por las mareas.
Aprendí de él
pero también de mí
de ese estado de inherencia pura.
Aprendí de su silencio,
de su voz perdida a causa del viento.
De sus palabras,
sus misterios,
sus heridas,
sus miedos.
De lo que quise,
de lo que quiero.
Porque sin él yo vivo,
hoy sin él ya no muero.

Sin dudas, tras esta lectura seguiré leyendo más poemarios, porque el de esta autora me ha abierto un mundo diferente.

5 comentarios:

  1. Hola, no soy mucho de leer poemarios, porque no todos los disfruto, pero los extractos que pusiste me encantaron así que a penas tenga la posibilidad lo leeré porque me encanto ♡
    Un besoo!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Yo tampoco soy de leer poemarios pero tengo como objetivo leer un libro de poesía este año y definitivamente este esta entre mis opciones a partir de ahora. <3
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    La poesía no es lo mío, aunque me lo proponga nunca me animo a ella peor me alegro de que te haya gustado.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!!!
    La verdad es que no soy muy de leer poemas y, aunque hay algunos poemas que me enamoran y me encantan, la mayoría de ellos no me suelen llegar.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Hola mi bellisima Ari!!!

    Por favor, no sabes lo feliz que me hace saber que decidiste adentrarte en la poesia.. la verdad es que yo la descubri bien bien hace un par de meses y encantada estoy!!!
    Te recomiendo de cabeza a Elvira Sastre, mi favorita.. la que hace que se me hiele la sangre leyendola!!
    Ojala la disfrutes si te animas a leerla!!!

    ResponderEliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta