6 de mayo de 2019

Reseña: "Amor en juego" de Marta Cruces


Dorian Wilson es uno de los mejores y más famosos creadores de videojuegos, pero en los últimos tiempos ha perdido su toque mágico… Su empresa le da un ultimátum: o consigue un nuevo éxito o le despiden. Para ayudarle a centrarse y sacar adelante el proyecto, le envían a Claire Redfern, experta en encauzar la creatividad de genios como él. 

En el día a día, Dorian y Claire tendrán que aprender a trabajar juntos, a estudiarse, a cooperar… hasta que el amor parece querer entrar a complicarlo todo. Tanto uno como otro deberán enfrentarse a su pasado, a superar antiguas traiciones y engaños, todo para poder sacar adelante su proyecto. Y algo más… 

Mientras tanto, todo estará en juego.

*En colaboración con Phoebe Romántica.





Esta fue la primera vez que leí algo de Marta Cruces, y la verdad que este primer contacto con su pluma ha sido muy grato. En esta ocasión la autora nos presenta una historia amena y fresca con una trama muy peculiar y original. 

La misma trata sobre Dorian Wilson, un joven desarrollador e inventor que a una corta edad se conviritió en unos de los mejores inventores de videojuegos. Lleva colgada una especie de medalla de oro sobre su cuello debido a su gran éxito, pero la gran verdad es que hace 2 años que no se le ocurre ningún nuevo proyecto y por lo tanto la empresa para la que trabaja le da un ultimátum: o pone manos a la obra o se queda de patitas en la calle. De esta manera, contratan a Claire Redfern para solucionar y aligerar el trabajo del señor Wilson, la empresa no puede perder a su niño dorado. 

Dorian al principio se niega rotundamente a que haya una persona que lo vigile con ojos de halcón, pero cuando la tal Claire Redfern toca la puerta de su casa, entra como un torbellino en su vida.
A Claire la contratan para organizar la agenda del señor Wilson, y también para animarlo a salir de su zona gris y ganar de nuevo su toque mágico. 


Lo que nunca pensaron tanto Claire como Dorian que en el día a día, trabajando codo a codo comenzaran a sentir un cosquilleo en la panza. Las cosas comienzan a complicarse y quizás su amor esté en juego... 


—No estoy completo, Claire. Apenas estoy empezando a recomponerme después de lo que me pasó, aún no sé quién soy. —Se encogió de hombros, como dándole más patetismo a su situación—. Me niego a arrastrar a alguien como tú al desastre que es mi vida ahora mismo.
—Se supone que yo te voy a ayudar a ordenar y organizar tu trabajo –se escudó ella, sintiendo cómo su voz se entrecortaba.
—Mi trabajo —puntualizó—. No mi vida. El otro día me dijiste que querías una pareja que te enseñara a volar, y yo solo lograría estrellarme estrepitosamente. No puedo hacerte esto. 


Como les comenté anteriormente, la trama es muy original y poco usual, o por lo menos yo nunca antes había leído algo sobre el mundillo de los videojuegos, lo cual hace que la historia sea más interesante. Me gustó mucho la manera en la que la autora encauza este tema: cómo se procede ante un nuevo proyecto, los pasos a seguir, la difusión del mismo y otras cositas más muy cuquis. 

En el medio de todo esto aparece el amor entre ambos protagonistas lo cual al principio ocurre de manera muy precipitada, Dorian y Claire se conocen hace menos de una semana y ya se replantean toda su vida ante este amor (ya saben que los insta-love y yo no nos llevamos muy bien). Pero debido a que cada uno tiene sus miedos e inseguridades deciden dejar lo suyo a un lado y poner todo en pausa, tal es así que la historia de amor queda en un segundo plano y más adelante retoma con otro ritmo.
Me pareció acertado este cambio por parte de la autora, aunque tengo que decir que al fin y al cabo me pareció que el amor quedó en un segundo plano y que lo más relevante de toda la historia es la superación de los miedos e inseguridades de los protas, el crecimiento personal, y volver a reconectarse con lo que uno más desea, tanto en lo profesional como en lo emocional. 


—Ella solo veía su mirada azul recorriendo su cara como si deseara memorizar cada una de sus facciones. Sentía que su límite de resistencia lo había sobrepasado hacía un tiempo. Claire no era una persona que dejara escapar una oportunidad dos veces. Entonces le besó.


En cuanto a los personajes, Dorian me pareció el más tierno de todos. Me pareció muy bonito que no sea el típico personaje masculino que vemos en las historias de romance, Dorian es sensible, dulce, vulnerable y con un gran corazón. Dos años atrás sufrió un gran engaño que lo dejó con el corazón y el autoestima roto. Debido a esto se aisló de su familia y amigos, los únicos que apenas lo toleran son sus compañeros de equipo que trabajan en sus proyectos, y claramente se puso una coraza blindada ante cualquier sentimiento de amor. Sin embargo, cuando conoce a Claire muy pronto se dará cuenta que no vale la pena seguir resguardándose detrás de murallas blindadas cuando podría arriesgarse a volver a sentir y disfrutar de todo. 

Por el otro lado, Claire es una chica más práctica, siempre va al grano y tuvo que madurar antes de lo previsto. No le gusta para nada su trabajo actual aunque de todas maneras decide hacerlo para cuidar de su hermano adolescente, Chris, y poder ayudarlo en cuanto pueda. Su vida pareciera ser monótona y rutinaria, y justo cuando conoce a Dorian, con el paso del tiempo se da cuenta que ya es hora de salir de su zona de confort y animarse a trabajar en lo que más sueña y anhela. 


—¿Alguna vez vas a decirme cómo haces para llegarme tan adentro? —preguntó ella con una tímida sonrisa—. Eres un auténtico desastre, una bomba de relojería en mi vida aburrida —puso sus pequeñas manos en el pecho de él y se dio cuenta de que estaba sudando—, y nunca he conocido a nadie más extraordinario que tú. Y el miedo a perderte me supera, pero… estrellémonos juntos.


Claro que en todo el recorrido del libro están muy presentes los personajes secundarios que acompañan en todo momento y de muy buena manera. Están la familia y los amigos de equipo de Dorian, unos jóvenes desarrolladores con personalidades totalmente distintas pero que hacen del grupo algo bonito, después está el hermano y mejor amiga de Claire, y pues claro que también hay un personaje que cumple su función de “villano”; un balance muy bueno entre todos ellos. 

En líneas generales la novela me gustó bastante pero para mi gusto tiene demasiadas páginas y hubo muchas partes en las que me perdía por falta de interés (y esto lo digo solo como una percepción mía). A pesar de esto, es una lectura fresca y que cumple con su fin de entretener, sin dudas destinada a un fin de semana para desconectar.

En resumen, "Amor en juego" es una historia bonita, tierna y con una trama bastante original sobre el mundillo de los videojuegos. Marta Cruces tiene una pluma muy fluida que seguro que te gustará. 





2 comentarios:

  1. ¡Hola! Agradezco tu recomendación pero la verdad es que no me llama mucho y no creo que lo lea. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Justo recién leí otra reseña de este libro y creo, sumando la tuya, que es uno al que le podría dar una chance cuando esté con ganas de romance, pero por ahora lo voy a dejar pasar. Tenerlo en cuenta, sí, eso sí.
    Un beso!

    ResponderEliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta