martes, 19 de septiembre de 2017

Reseña: "Valeria al desnudo" (#4 Valeria) de Elisabet Benavent



Valeria está con Bruno, pero ¿por qué no deja de pensar en Víctor?
Valeria ha elegido no sufrir y Víctor ser sincero, ¿podrán ser amigos?
Valeria titubea, calla, respira, siente...
Valeria no sabe que su vida dar un giro en su próximo cumpleaños...

Y desconoce que Lola, Nerea y Carmen...
buscan su propio final de cuento.
 


#1 En los zapatos de Valeria (x)
#2 Valeria en el espejo (x)
#3 Valeria en blanco y negro (x)
#4 Valeria al desnudo




Esta reseña contiene spoilers de los libros anteriores.

Cuando leo alguna historia de Elisabet Benvanet no soy normal, a ver, que me la paso sufriendo como loca, llorando, ríendo, me entran ganas de abofetear a algún que otro personaje… en fin, quienes estén familiarizadas con las historias de Beta, ya sabrán lo que se siente y más cuando estás leyendo el último libro de una de sus series, una muy entretenida, divertida y apasionante.
Por fin le puse punto final al triángulo amoroso entre Valeria, Víctor y Bruno, y ¡madre de dios! 

En la anterior entrega, Valeria terminó por decidirse por Bruno porque él es su mejor opción, con él en un futuro podrá formar una familia y llevar una vida sin dramas y escándalos… pero todavía no se enteró de que con Víctor su vida podría ser mejor de lo que sueña y anhela, pero Valeria no quiere arriesgarse más con Víctor, ya tiró la toalla, su relación no es más que tóxica y no puede vivir tranquila sabiendo que quizás él vuelva a meter la pata muy hondo. 

Valeria intenta alejarse lo más lejos posible de Víctor, pero mientras más se aleja él parece estar a la vuelta de la esquina, siendo perseverante, intentando ganarse de nuevo su confianza y amor que perdió, pero para eso, tendrá que poner mucho empeño, esfuerzo y recubrir su corazón porque Valeria no le dejará las cosas muy fáciles. 

Valeria desea convencerse a ella misma que lo que siente por Bruno puede borronear su amor por Víctor; se siente partida en dos y no sabe qué hacer, ¿escuchar a su corazón o a su cerebro?, ¿seguir con Bruno y llevar una vida tranquila y próspera, o arriesgar nuevamente su corazón y darle otra oportunidad a Víctor? 

—Y sé que podrías ser feliz con él. Bruno es un buen tío y solo hay que ver cómo te mira para saber que para él es de verdad. Pero… ¿quieres que sea sincera?
—Claro
—Serías feliz. Incluso puede que te animaras a tener una de esas relaciones serias de la hostia. Y hasta a ser madre. Él te haría sentir segura y te reconfortaría. Pero… eso para ti es media vida.
—¿Por qué? Yo quiero ser madre algún día. Y quiero sentirme cómoda, segura, y…
—Seria media vida porque Bruno no es ÉL. 


Mientras Valeria intenta conseguir su final feliz, desconoce que sus amigas Lola, Carmen y Nerea también están intentando conseguir los suyos. Por un lado, Lola sigue enganchada con Rai, pero aparece otro espécimen masculino que la hará dudar de su monogamia y que la hará replantear volver a ser aquella descabellada Lola…
Carmen volvió de su luna de miel muy feliz, contenta pero algo rara, ¡pareciera que se hubiera tragado una enorme pelota que quedó atascada en su estómago!...
y la Nerea fría que conocíamos en sus principios, ahora sigue intentando derrumbar su castillo de princesa y parecer una Nerea templada, hasta puede que quizás le encuentre sentido a conocerse a ella misma sin ataduras ni prejuicios. 

Este final me hizo sufrir mucho y muchísimo, y encima lo comencé a leer en épocas de parciales y fue el peor momento porque cuando empiezo a leer algo de Beta desaparezco del mundo y dejo de lado todas mis obligaciones. Y como no me pude aguantar las ganas y la ansiedad, en dos días seguidos terminé de leer esta gran historia que tanto me dejaba desvelada y cada vez más ansiosa. 



Es imposible no quedarse enganchada a la historia y vida de Valeria, Lola, Carmen, Nerea, y obviamente, Víctor. Son personajes de carne y hueso, que salen de las páginas del libro y que toman vida propia.
Esta última entrega no se queda atrás, y para mí fue una de las mejores, después de tantas complicaciones, sufrimientos, risas, llantos, ilusiones, sueños… al fin Valeria consigue ese final tan esperado y anhelado, porque era lo que ella necesitaba y lo que las lectoras veníamos pidiendo a gritos desde el primer libro. 

En esta última parte, creo que vemos a una Valeria más complicada, intentando salirse de su cascarón y desnudar sus sentimientos de una vez por todas. No puedo negar que me volvió loca en muchísimas ocasiones, en serio, a veces me daban ganas de abofetearla y decirle “¡despertá de una vez por todas, mujer!”. 

El triángulo amoroso que formó la autora es intenso: Bruno es un tipo atrapante y transparente, sigue dejándole las cosas más claras que el agua a Valeria, y a pesar de que Bruno me gustaba mucho, en este última entrega le he visto algunas cositas que me hicieron ruido… y no se equivoquen con lo que acabo de decir porque siempre me enamoró Víctor. 

—Dios…, hueles como deben oler las cosas que me hacen perder la cabeza —dijo con su cara hundida en el arco de mi cuello. 

Asi que en todo momento vemos a Valeria yendo y viniendo a los brazos de Bruno, luego a los de Víctor y así constantemente. Esa fue una de las cosas que más de desesperó y más me hizo sufrir.
Lo de Valeria con Víctor claramente es el punto fuerte de la historia, la frutilla del postre, su relación es un tira y afloja, un te quiero y te necesito, un no puedes necesitarme, un necesito que te quedes, un esto no nos hace bien… ¿ven por qué les digo que sufrí mucho? 


De Víctor no tengo nada más que agregar más de lo que dije desde la reseña del primer libro, es un hombre espléndido, cabezota, sexy hasta que se te cae la baba. Me conquistó desde su primera aparición, con esos preciosos ojos, con ese inmenso amor por Valeria y ese miedo e inseguridad por sentar cabeza. Hay que reconocer que se mandó muchas cagadas y que con el paso del tiempo, paso a paso, aprende de sus errores e intenta renmendarlos; él es uno de los personajes que tiene una mayor evolución en la serie, ya no es aquel adolescente nublado por las hormonas, finalmente logra ser aquel hombre que se hace cargo de sus cagadas.
Me fue imposible no seguir amándolo, me fascinó su devoción por Valeria, su perseverancia por tratar de recuperarla, porque por más que ella le diera una de cal y otra de arena, él seguía parado al pie del cañón, intentando hacerla cambiar de opinión de que con él podría tener MÁS, porque ellos son MÁS.

—¿Que somos entonces?
—Nosotros somas más. 

No dejemos de lado a Lola, Nerea y Carmen, que ellas también pasan por muchas cosas y el camino de las tres no es todo bonito y de color de rosas. Cada una a su manera intenta hacerle frente a sus problemas, me gustaría contarles sobre lo que les sucede a ellas pero siento que les estaría contando spoilers y se puede perder la esencia del final.
Estas 4 amigas son un ancla para la historia, siguen siendo lo fundamental de toda la serie, la amistad de ellas es inquebrantable y me encanta como Elisabet le agrega tanta importancia a la amistad. 

No me puedo quejar del final, moría por saber cómo iba a acabar esta larga y compleja historia. Fue maravilloso conocer la vida de Valeria y de sus tres amigas, llegar a conocer de fondo sus sentimientos, sus miedos, inquietudes y sus vidas amorosas, voy a extrañar sus locuras.

En síntesis, "Valeria al desnudo" fue el final tan esperado que necesitaba, ese que quería y anhelaba para dejarme muy tranquila y satisfecha con la caótica historia de amor entre Valeria y Víctor.
Cuando terminé de leer ese bello epílogo, cerré el libro con una enorme sonrisa en la cara, de esas sonrisas que te ocupan toda el rostro porque estás muy feliz con un final y que no podrías pedir más.




10 comentarios:

  1. No pude leer la reseña entera porque no he leído ninguno hahaha.
    En todo caso es genial que te hayan gustado. Quizás tome el primero y lo lea.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Esta es una de mis sagas favoritas de la autora.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Aiss pues yo también terminé la saga hace nada y me ha dado mucha penita, es una saga que me ha dejado una muy buena sensación. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. Una de las mejores sagas que he leído!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Holaaa
    Esta es la única saga que he leído de la autora, por ahora, y debo decir que me enamoró y me encantó, y que le tengo un cariño especial a Lola jajaja
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. Hola linda!!!
    La verdad es que yo me quede en el primero pero espero poder retomar esta bellisima historia pronto. En los zapatos de Valeria me empujo a sentir un millon de emociones encontradas, cosa que pocos autores logran hacer! Asi que imaginate cuanto ansio continuar!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Holaa bella
    que buena calificación!! La verdad es que la primera historia a mi me gustó mucho, y si me cuentas que esta última te gustó mucho me dan ganas de leerla, debería continuar con la linda historia de Valeria
    Un gran beso!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapaa
    Cuanto me alegro de que te haya gustado :D Yo empecé la saga de Valeria pero la abandoné, no la estaba disfrutando en ese momento. A ver cuando la retomo.
    Un besito^^

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! ^^
    Al principio cuando le eché un vistazo a todos los libros de esta autora, precisamente esta saga fue la que menos me llamó la atención, pero luego la empecé y me encantó de principio a fin. Sobre todo es muy adictiva, como todos sus libros.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Hola! Es nuestra serie favorita de la autora, Víctor y Valeria hacen sentir en cada libro, aunque en los últimos Valeria nos hacía sufrir con su actitud... Nos alegra ver que la has disfrutado como nosotras.
    Un beso

    ResponderEliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta