martes, 17 de abril de 2018

Reseña: "El honor de Preston" de Mia Sheridan


«Había una vez dos hermanos, gemelos idénticos, y aunque yo los quería a los dos, mi alma pertenecía solo a uno…». 

Annalia se ha criado en la granja de los Sawyer, y ha crecido junto a los hijos gemelos de los dueños: a Cole le dio su primer beso, pero con Preston le une algo más, algo mucho más intenso, y ella sabe que es amor puro. Preston ama profundamente a Annalia desde siempre, pero su sentido del honor, por su familia, por su gemelo, le impide conquistarla… Hasta que no puede resistirse más, y durante una calurosa noche de verano en la que sus mundos —y sus cuerpos— impactan, se desencadena una serie de acontecimientos que alterarán sus vidas para siempre y que provocan que Annalia desaparezca. Pero Annalia regresa a la granja pasado un tiempo para reclamar lo que tanto ansía su corazón, y se encontrará a un Preston que no sabe si puede perdonarla y que no quiere arriesgarse a volver a sufrir. ¿Impedirán el orgullo y la amargura que Preston se abra a lo único que ha anhelado siempre? ¿Podrá Annalia arreglar algo que está irremediablemente roto? ¿Se puede perdonar lo imperdonable? 


En colaboración con Phoebe Romántica, muchas gracias por el ejemplar en digital.






Y una vez más Mia Sheridan logra conquistarme el corazón, es que sus historias son mi debilidad y siempre me ponen cara de tonta. 

En “El honor de Preston” tenemos como protagonista a Annalia, una jovencita de bajos recursos que nunca antes nadie la amó excepto por los gemelos Sawyer, Cole y Preston. Estos hermanos físicamente son dos gotas de agua pero a la vez son dos mundos opuestos, mientras Cole es risueño, picarón y logra conquistar a todos con su gran sonrisa, Preston es callado, sutil y prefiere permanecer fuera del foco de la atención. A pesar de sus diferencias nunca nadie logró separarlos, ni siquiera su amor por Annalia, su amiga desde pequeños. 

Lia compartió su primer beso con Cole pero su corazón siempre le permaneció a Preston, y él siempre la amó entre las sombras. Sin embargo, una noche de verano su corazón habló en voz alta por primera vez y su mundo junto con el de Annalia explotó para siempre creando así una gran avalancha de sentimientos muy profundos que siempre permanecieron callados y escondidos, pero también, en consecuencia de ese encuentro se generaron grandes acontecimientos que les cambió radicalmente la vida. 

Seis meses después, Annalia vuelve al pueblo con la esperanza de reclamar lo que dejó atrás y se encuentra con un Preston que no sabe si está listo para perdonarla, su corazón no podría aguantar más dolor y pesar. 

¿Podrán sanar las heridas que todavía siguen abiertas? ¿Podrá Preston dejar de lado su honor y su palabra? Porque debido a eso una vez perdió a Annalia, pero ¿está dispuesto a perderla una vez más y para siempre? 



Annalia. «Es mía». Siempre había sido mía. Me había pasado toda la vida tratando de negarlo, y hacerlo, solo había hecho daño a Lia. ¿Y si… simplemente dejaba de hacerlo? ¿Y si dejaba a un lado todas las razones: mi hermano, ese ridículo honor que en el fondo siempre me había parecido equivocado, la culpa, el dolor, la soberbia…? No podía cambiar el pasado, pero sí pasar de todo eso. ¿Y si lo hacía…?  

Si te gustaron los títulos anteriores publicados en español de esta autora estoy muy segura que la historia de Preston y Annalia te encantará, a mí no me duró ni dos días, ¡estaba muy enganchada! 

Lo que más me asombra de Mia Sheridan es su capacidad para innovar, sus tramas son bastante variadas y siempre agrega elementos sorpresas que mantienen al lector pegado a las páginas del libro.
En esta ocasión tenemos una historia de esperanzas, desilusiones, pérdidas, errores, cuestiones de honor y orgullo, y de segundas oportunidades. Creo que acá la autora se salta lo que son las reglas de las novelas romántica, ya saben, la típica línea de tiempo: se conocen, se aman, se casan, tienen hijos, mueren felices y comen perdices, y eso me encantó. 


Por medio de los puntos de vista de Annalia y Preston conocemos su historia a lo largo del tiempo, y no solamente los conocemos a ellos sino también a Cole, uno de los grandes pilares de la trama. De esta manera durante su niñez los vemos disfrutar de su amistad y de aquellos calurosos veranos en el lago; en la adolescencia las cosas comienzan a complicarse y los gemelos realizan una apuesta que cambiará su relación entre ellos y con Annalia; y finalmente en la adultez nos encontramos con unos jóvenes perdidos, desolados y heridos, y dependerá de ellos mismos poder encontrar la paz y amor entre tanto sufrimiento. 


Por un momento nos quedamos mirándonos el uno al otro, separados por más de una docena de años, en silencio, pensando en todos los errores, en las circunstancias que siempre parecían estar en nuestra contra, cuando realmente solo nos perjudicábamos a nosotros mismos una y otra vez. Y aun así, a pesar de todo eso, nuestro amor era tan intenso que el tiempo, la distancia o cien pasos en falso no podían apagarlo. Una profunda quietud en mi interior susurraba su nombre y lo enviaba hacia fuera como si fuese un sonido que saliera del fondo de mi alma.

Los personajes son muy reales y eso es otra de las cosas que más admiro de la autora. Es capaz de dotarlos con muchas capas, errores y malas decisiones que al principio como lectores nos pueden costar entender, pero todo es cuestión de dejarse llevar por la historia e ir conociéndolos de a poco para entender sus motivos.  
Annalia siempre fue una chica retraída, callada y que prefirió callar sus sentimientos antes que tener que protestar. Nunca se sintió amada, ni siquiera por su propia madre, pero sí que se sintió muy querida por los gemelos Sawyer. A pesar de parecer una chica debilucha tiene mucha fuerza interior y eso nos lo demuestra cuando se enfrenta a la dura y helada mirada de Preston luego de haber desaparecido del pueblo. 


A Preston lo conocemos como el gemelo taciturno con los pies en la tierra que siempre amó a Lia en secreto, es un chico respetable que cumple con su palabra al pie de la letra y que no puede dejar escapar su honor, una cualidad que termina perjudicándolo. Puede parecer un joven indiferente y sencillo pero tiene mucho guardado en su interior y a mí parecer en la sencillez hay mucho más. 

La historia de amor, como ya se habrán hecho una idea, no es nada fácil entre Annalia y Preston. Deberán pasar por muchas cosas que dolerán y escocerán; no sé si es que el tiempo lo cura todo pero ellos nos demuestran que el perdón y la confianza sí que lo hacen. 


—Empezar desde el principio… —murmuró. La vi respirar hondo, y me pareció que cuadraba los hombros un poco mientras dejaba caer la trenza. Volvió a mirarme—. Bien. Volvamos… volvamos a empezar. Sonreí, sintiendo un repentino estallido de amor y gratitud.
—Vale —dije con una sonrisa. Le cogí las manos y ella me devolvió la sonrisa. La miré a sus hermosos ojos, vi en ellos mi pasado y mi futuro. Vi la niña que había escupido una fresa a medio comer en la mano de mi hermano y también a una mujer increíble y fuerte, que había tenido el valor necesario para volver a mí. Vi mi amor, mi corazón, mi hogar… 

Algo que siempre destaco de la autora son los mensajes que va dejando a lo largo de su historia, hay algunos muy bonitos y otros que duelen como son la soledad, la culpa, el desamparo, entre otras cosas. Pero para mí uno de los mensajes más importantes que la autora nos quiere transmitir con esta novela es la hermandad y los lazos de sangre, esa unión que a veces es irrompible. 

Si bien la trama me pareció muy preciosa, dulce y sincera, sentí que le faltó algo, me faltó una chispa, quizás en la relación de amor entre los dos protagonistas, que si bien es muy bonita, se me quedó a medio camino.

En resumen, "El honor de Preston" es una historia preciosísima que me enganchó muchísimo, ¡no me duró ni dos días! Mia Sheridan sabe como conquistar el corazón de sus lectores.



8 comentarios:

  1. Me encantan los libros de Mia Sheridan y tengo unas enormes ganas de leer este, pero tengo que ponerme al día con los anteriores. Se que no se relacionan ni nada. Pero es más fuerte que yo , tengo que leerlos en orden. Me gusto tu reseña. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ariana me alegro un montón de que lo hayas disfrutado, no tiene mala pinta. Pero siendo sincera tengo serios problemas con esta editorial. Se ve que no le gustan mis comentarios, por lo tanto prefiero no fastidiarte la reseña, y que Phoebe siga su rumbo si es que lo tiene.
    Pero tu reseña genial.
    B7s

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Este libro le tengo muchísimas ganas, espero hacerme pronto con él.
    Gracias por la reseña.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  4. Holaaaaaaaaa!
    Cada vez que veo un libro de la autora se suma a la lista, como este. Espero leerlo pronto.
    Gracias por la reseña.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! No tiene mala pinta, la portada esta genial y por lo que cuentas, la trama esta bien. No suelo leer este tipo de libros, siento que son muy típicos, pero este me a llamado lo suficiente como para darle una oportunidad. A ver que tal me va con el. Por cierto, esta muy genial tu blog, aquí tiene una nueva seguidora :D

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Me encanta Mia Sheridan, hasta el momento el que mas me ha gustado es La promesa de Grayson. Este libro todavía no lo he leído, pero con tu reseña entran muchas ganas.
    Gracias por la recomendación.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Me muero de ganas de devorar todos los libros de esta autora, ya que solo he leído maravillas de ella, por lo que espero poder hacerme con ellos pronto y devorarlos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! ^^
    Yo todavía no he leído ningún libro de la autora, pero tengo la impresión de que cuando lo haga me va a encantar. Además sus historias parecen de las que no te dejan indiferente. Me imagino que empezaré por "La voz de Archer", aunque no sé cuando podré hacerle un hueco.

    Besos!

    ResponderEliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta